Casa Castillo Pie Franco

79,50 €
Impuestos incluidos Envío en 48-96h

Casa Castillo Pie Franco

D.O. Jumilla

ACTUALMENTE AGOTADO

Cantidad

  • Security policy (edit with Customer reassurance module) Security policy (edit with Customer reassurance module)
  • Delivery policy (edit with Customer reassurance module) Delivery policy (edit with Customer reassurance module)
  • Return policy (edit with Customer reassurance module) Return policy (edit with Customer reassurance module)

El Pie Franco es un monastrell esencialmente elegante, el más elegante de Casa Castillo, una bodega capaz de transformar en delicadeza y finura la rusticidad que a menudo caracteriza a esta variedad. Y en algunas añadas, un vino excepcional que aunque demuestra su nobleza recién salido de bodega, es una verdadera lástima sacrificarlo en su juventud. Déjenlo evolucionar durante unos años y les sorprenderá.

Rojizo a contraluz, mientras se vierte en la copa, y color picota una vez servido. Nariz de polvo de piedra, quizás del que recubre las piedras calcáreas de su viñedo, que tras una buena aireación deja paso a una fruta finamente licorosa. Cerezas, regaliz, violetas, hierbas mediterráneas y un sutil toque a oliva negra que delata al varietal. Boca intensa, de vibrante acidez y cuerpo láctico al tiempo que secante. Tiene de todo para evolucionar en botella con sobriedad, pero también ofrece ya fantásticas sensaciones, aunque conviene decantarlo y servirlo en copa alta. Balsámico, casi mentolado, especiado y tánico, con una fina mineralidad presente en cualquier tramo de su recorrido, como si el suelo quisiera imponerse a la uva, como si las viejas y hondas raíces de sus cepas quisieran alzar la voz. Madera que acompaña sin entorpecer y fruta que se asoma con desconfianza, como si buscase la complicidad del catador. Cubre la copa de densas lágrimas y el paladar de elegante austeridad, de recuerdos de piedra y maderas de gran volumen. Un vino que mira hacia el futuro o, ¿quizás hacia el pasado?

Elaboración. Las uvas del Casa Castillo Pie Franco provienen de la parcela La Solana donde se encuentra una plantación de Monastrell que data del año 1941. Su fruto se despalilla sin estrujar y se encuba en lagares subterráneos donde tiene lugar la fermentación alcohólica conducida por levaduras autóctonas. Dicho proceso se prolonga durante unos 10 días a 26º C durante los cuales se practica un bazuqueo manual. Después, el vino se descuba y pasa a barricas de roble francés nuevo, donde se completa la fermentación maloláctica en contacto con sus lías. Tras una crianza mínima de 22 meses, se embotella sin filtrar un número limitado de botellas, debido al escaso rendimiento de la parcela.

CastilloPieFranco_75cl

Ficha técnica

Tipo
Tinto
Denominación
Jumilla
Añada
2017
Envejecimiento
Crianza de 17 meses en fudres de roble.
Tamaño botella
Estándar (75 cl)
Tipo de uva
Tinta
País
España
Variedad/es
Monastrell
Graduación Alcohólica
14.5º

Referencias específicas

Nota de Cata:

Vista: Picota oscuro con borde granate, límpido y brillante.

Nariz: Muy expresivo en nariz y con buena complejidad, fruta roja y fruta negra muy madura, casi mermelada, chocolate, especiados, café, recuerdos balsámicos y minerales.

Boca: Potencia controlada, sabroso, con la fruta madura predominando sobre las notas tostadas. Combinación de frescos balsámicos con agradables especiados. Taninos pulidos, final largo y gran persistencia.

Maridaje:

Filete a la pimienta, carnes a la piedra, cerdo asado...

Este vino con esta enorme puntuación, merece ser más un vino de meditación, para beber y sentir, para sentir y amar...

Es en 1985 cuando la segunda generación de la familia (representada en Nemesio y su hijo José Mª Vicente) comenzó un nuevo proyecto con la reestructuración del viñedo y la introducción de nuevas variedades.

En 1991 se reforma el edificio de la bodega respetando la estructura original y se realiza la primera elaboración, saliendo al mercado su primer vino en 1993 con el nombre de Casa Castillo Crianza 1991.

En la actualidad es la tercera generación, con José Mª Vicente a la cabeza, la que se encuentra al frente de la bodega. Éste había comenzado los estudios de arquitectura cuando, coincidiendo con la primera añada de la bodega familiar abandonó sus planes iniciales para dedicarse de lleno al mundo del vino. Inquieto y autodidacta, su aprendizaje se desarrolló entre Francia, Italia, Alemania y Portugal. En estos viajes no buscaba las grandes bodegas sino los pequeños viticultores que tenían una filosofía artesanal.

Casa Castillo se localiza en el altiplano de Jumilla. Sus tierras ocupan la zona umbría de la Sierra del Molar, alzándose en empinadas laderas hasta los 760 metros de altitud. La finca tiene una superficie de 402 hectáreas de las cuales únicamente se dedican al viñedo 150, el resto se destina al cultivo de almendros, olivos y a la conservación de monte y pinar. La variedad autóctonaMonastrell ocupa el 80% del viñedo, seguida del 12% de Garnacha y el 8% de Syrah.

Las parcelas se distribuyen sobre una extensa área con zonas muy diferenciadas:

El Valle, compuesto por suelos franco-arenosos, está cultivado en su totalidad con Monastrell, y las cepas tienen 25 años de media. El viñedo se cultiva de forma tradicional conducido en vaso y en régimen de secano, como el resto de la finca, con una densidad de plantación de 1.600 cepas por hectárea.

La zona de Valtosca, con una superficie de 12 hectáreas, es la transición entre las laderas de Las Gravas y El Valle. De suelo franco-arenoso, está cubierto de tosca caliza, de ahí proviene su nombre Valtosca (valle-tosca). Se cultiva en su totalidad Syrah, con una alta densidad de plantación por hectárea, lo que origina un vino maduro y concentrado.

En la parcela Las Gravas, 28 hectáreas de suelo muy pedregosoen las laderas de las montañas de la Sierra del Molar, se cultivanMonastrell Garnacha, plantadas desde finales de los 70 a 1986. La selección anual de las uvas de estas parcelas dan origen al vino más mineral de la bodega.

La parcela La Solana, con sus 12 hectáreas de suelo arenoso, abriga una vieja plantación de Monastrell en pie franco, plantadas en 1941 con rendimientos muy bajos y cuyo fruto se elabora por separado para dar lugar al vino más emblemático de la bodega, elCasa Castillo Pie Franco.

El paraje del Molar actualmente lo componen 17 hectáreas repartidas en tres viñedos plantados en diferentes suelos y orientaciones. El ensamblaje de estas tres viñas proporcionacomplejidad, frescura y tipicidad a esta garnacha jumillana.

JOSÉ MARÍA CASTILLO

LOS VINOS DE CASA CASTILLO SE HACEN EN LA VIÑA

   LA COLECCIÓN

También podría interesarle