Casa Castillo Vino de Finca

11,75 €
Impuestos incluidos Envío en 48-96h

Casa Castillo Vino de Finca

D.O. Jumilla

Cantidad

  • Security policy (edit with Customer reassurance module) Security policy (edit with Customer reassurance module)
  • Delivery policy (edit with Customer reassurance module) Delivery policy (edit with Customer reassurance module)
  • Return policy (edit with Customer reassurance module) Return policy (edit with Customer reassurance module)

El Vino de Finca de Casa Castillo se incorporó a la gama media de vinos de la bodega de Jumilla con la añada 2015, y se sitúa entre el monovarietal más joven y los vinos de finca. La mayoría de sus uvas proceden de viñedos viejos (más de 30 años) y son mayoritariamente (95%) de la variedad monastrell. Los racimos parcialmente despalillados fermentan con levaduras indígenas en depósitos subterráneos de cemento y maduran, después, en fudres de roble de 5000 litros durante un año.

Es rojo y opaco a la vista e intenso y expresivo en nariz. Mezcla aromas de mermelada de frutas silvestres con recuerdos a polvo de piedra sobre un fondo láctico. Su tacto es amable y firme a la par, con unos taninos que aparecen flotando sobre una esponjosa fruta y delicadas flores azules. Resulta algo licoroso, especiado y elegantemente herbáceo, pero tiene vida por delante para encontrar el equilibrio definitivo. Con tiempo en la copa afloran los aromas a cerezas, a kuhri de moras y algo de regaliz, mientras las especias se tornan cada vez más evidentes. Amargo en su final, largo y fresco, regala la complejidad de un gran vino y la textura de los suelos calcáreos a un precio muy contenido. Así lo certifica su éxito en el mercado: la primera añada duró apenas 2 meses.

CastillodeFinca_75cl

Ficha técnica

Tipo
Tinto
Denominación
Jumilla
Añada
2018
Envejecimiento
El 50% del vino fermentó en lagares subterráneos con uva entera y el otro 50% siguió la fermentación tradicional en depósito de inoxidable, con levaduras autóctonas.
Tamaño botella
Estándar (75 cl)
Tipo de uva
Tinta
País
España
Variedad/es
75% Monastrell, 25% Garnacha
Graduación Alcohólica
14.5º

Referencias específicas

Nota de Cata:

Vista: Color cereza intenso, borde violáceo. Límpido y brillante.

Nariz: Muy aromático y expresivo, con notas florales poco habituales en los vinos de Monastrell. Fruta madura, hierbas secas, fruta roja, toques especiados.

Boca: Elegante, equilibrado, fresco. Un paladar refinado y con gran longitud. Retronasal afrutado. Fruta madura, algo especiado, taninos maduros y un toque mineral.

Maridaje:

Arroces camperos, carnes rojas y platos de pasta. Lechazo, legumbres guisadas y ossobuco.

CON UN BUEN CHULETÓN MADURADO DE VACA

Casa Castillo se fundó en 1941, cuando Don José Sánchez-Cerezo adquirió la finca con el objetivo de explotar el romero del monte. Dentro de la misma propiedad se encontraba una vieja bodega que, en 1985, la segunda generación de la familia decidió volver a poner en marcha. Comenzó así un nuevo proyecto que incluyó la restructuración del viñedo y la plantación de nuevas variedades. En 1991, se reformó el edificio de la bodega y dos años más tarde vio la luz el primer vino.

Actualmente, Casa Castillo cuenta con más de 200 hectáreas de viñedo rodeadas de almendros y olivos, y se congratula de vinificar toda la fruta que de él obtiene. Situada en el altiplano de Jumilla, goza de un magnífico contraste entre la continentalidad y la amabilidad del mar próximo. La uva monastrell, histórica en la región, es, sin duda, la estrella, aunque garnacha, syrah y cabernet sauvignon también tienen su parte de protagonismo. Las cepas en vaso se cultivan sin riego alguno y se distribuyen sobre cuatro parcelas de caracteres fuertemente distintos, desde el arcilloso valle, pasando por los suelos arenosos donde sobreviven las plantas en pie franco y las gravas de las laderas de la montaña hasta los suelos calizos de la zona de transición entre las laderas y el valle.

Hoy los vinos de Casa Castillo se cuentan entre los más reputados de toda la DO Jumilla y se exportan a infinidad de países. La calidad de los vinos, debida en gran medida al carácter árido de la zona, no ha dejado de crecer, dando lugar a una gama de vinos concentrados e intensos a la par que frescos, ricos en aromas afrutados y elaborados para disfrutar de la esencia del Mediterráneo con cada sorbo.

JOSÉ MARÍA CASTILLO

LOS VINOS DE CASA CASTILLO SE HACEN EN LA VIÑA