Pillitteri Riesling IceWine

38,00 €
Impuestos incluidos

Pillitteri Riesling IceWine

Niagara -CANADA-

Cantidad
Fuera de stock

  • Security policy (edit with Customer reassurance module) Security policy (edit with Customer reassurance module)
  • Delivery policy (edit with Customer reassurance module) Delivery policy (edit with Customer reassurance module)
  • Return policy (edit with Customer reassurance module) Return policy (edit with Customer reassurance module)

Las uvas de la variedad Riesling con las que se elabora este "vino de hielo" proceden de los viñedos más antiguos de la bodega. Dichas uvas se vendimian cuando la temperatura ambiente es inferior a -8ºC, por lo que se recogen congeladas. Esto permite que todos los aromas de los frutos permanezcan inmutables durante todo el proceso de elaboración. Aparece la pera madura, los lichis en almíbar y los cítricos confitados. En boca es complejo, con un dulzor que queda bien compensado por una acidez que redondea el conjunto.

PillitteriRiesling_2013_20cl

Ficha técnica

Tipo
Dulce
Denominación
Niágara
Añada
2013
Envejecimiento
Fermentación durante 6 semanas en Acero Inox.
Tamaño botella
Benjamín (20 cl)
Tipo de uva
Blanca
País
Canadá
Variedad/es
Riesling
Graduación Alcohólica
11º

Referencias específicas

Nota de Cata:

Vista: Amarillo pálido con ribete dorado, limpio y brillante, denso con lágrima gruesa y lenta.

Nariz: Intensidad alta. Sobresalen las notas de frutas (melocotón, pera, lima...). Fino y persistente en esta fase.

Boca: Fresco con notas balsámicas, notas frutales de albaricoque y mango, buena acidez, vivo, equilibrado, notas amieladas. Nos revela opulencia y riqueza en boca con una amplitud de sabores y sensaciones inigualable.

Maridaje:

Fantástico con frutas exóticas, crema catalana, quesos azules, foie gras o simplemente como vino de meditación después de una buena comida.

PILLITTERI ESTATES WINERY

SEXTA GENERACIÓN AL FRENTE DE LA BODEGA

La familia Pillitteri llegó a Niagara-on-the-Lake, en Canadá, allá por 1948. Allí fundaron esta bodega en la que han participado hasta 6 generaciones distintas de esta estirpe. En la actualidad abuelos, hijos y nietos se encargan de su dirección.

Elaboración

El vino de hielo tiene su origen en la Franconia alemana. Su descubrimiento se produjo accidentalmente en 1794, cuando se elaboró vino a partir del prensado de uva congelada. Resultó ser un vino de una extraordinaria concentración sacarimétrica. Años más tarde, a mediados del siglo XVIII, comenzó a producirse de manera intencionada en la región de Rheingau.

El proceso de elaboración se inicia en le viñedo. La uva se deja en la vid hasta entrado el invierno. La deshidratación que sufre la baya ocasiona la concentración de azúcares, ácidos y aromas.

El Icewine auténtico debe ser producido naturalmente, no se permite la congelación artificial. La vendimia se realiza manualmente, comenzando una vez que las temperaturas caen por debajo de los 10 – 13 ºC bajo cero.

Dado que dentro del grano de uva se hiela en primer lugar el agua, es técnicamente posible separar el jugo de la uva concentrando por pérdida de agua si se prensa sin dilación antes de que se deshagan los cristales de hielo. El prensado es complicado y debe hacerse en jaulas robustas y prensas mecánicas o hidráulicas, siendo las neumáticas las menos recomendables.

El mosto que se obtiene al inicio del prensado es un concentrado natural, rico en bouquet, con carácter de selección, muy concentrado (140 º Oechsle) y una acidez elevada (14gr/L). Conforme avanza el prensado, ambos parámetros disminuyen al aumentar el deshielo y la temperatura, de manera que sólo una pequeña proporción (20%) del mosto es aprovechable, exigiéndose que el mosto final tenga al menos 40 º Oechsle.

Las condiciones de frío y la concentración de azúcares, hacen difícil que la fermentación arranque inmediatamente, de manera que suele atemperarse el mosto, ya sea por calentamiento controlado o dejándolo un par de días en reposo, algo que permite, por otro lado, eliminar cierta cantidad de fangos. La tradición es emplear para la fermentación cubas de madera.

La fermentación de estos mostos, debido a sus especiales condiciones es lenta, produciéndose una parada de forma natural antes de degradarse la totalidad de los azúcares

Tradicionalmente, las variedades más empleadas en la elaboración de los vinos de hielo han sido la Riesling y Gewürztraminer, aunque también son utilizadas otras como la Seyval Blanc, Vidal Blanc, Chenin Blanc, Grüner Veltliner, Pinot Blanc, Pinot Gris, Chardonnay, Sémillon, e incluso las tintas Gamay, Cabernet Sauvignon, Cabernent Franc y Merlot.